NFL cero tolerancia

Parent Category: ROOT Category: Blog Published: Tuesday, 05 December 2017 Written by Pablo Viruega

En un periodo de 24 horas la NFL ha suspendido a tres jugadores por acciones violentas y fuera del reglamento de juego. Rob Gronkowski, JuJu Smith-Schuster y George Iloka fueron sancionados con un partido. Iloka apeló y quedó en multa de poco más de 36 mil dólares. La Liga debe replantear cómo aplica esas sanciones y la cero tolerancia.

El lunes por la noche entre Steelers y Bengals se convirtió en uno de los juegos más violentos que se han presentado en la temporada. Por un lado estuvo la jugada donde sale lesionado Ryan Shazier, en una escena dramática. Pero, después se presentaron acciones donde la Liga ya tomó acciones de inmediato.

JuJu Smith Schuster da un golpe muy fuerte a Vontaze Burfict, quien salió en camilla. La jugada en el pasado sería permitida en la NFL, pero hoy en día no lo es, y eso se tiene que entender de esa forma. La acción es sancionada porque el bloqueo va en dirección opuesta hacia donde se lleva el balón; en otras palabras, Smith-Schuster regresa y da la espalda al touchdown que atacan los Steelers para bloquear a Burfict.

Más adelante en el juego se presenta la jugada de George Iloka que golpea casco a casco a Antonio Brown, por lo cual recibe castigo. En ambos casos la NFL analiza las jugadas y determina la suspensión. Hasta ahí todo bien.

Sé que nos cuenta mucho trabajo entender un deporte como el futbol americano donde se limite los golpes, pues es parte del deporte, pero NO es la esencia. Recuerden, la esencia de este deporte es luchar por ganar yardas contra tu oponente, pero bajo las reglas establecidas, pues de lo contrario estaríamos echando a la basura esa frase que muchas veces la hemos escuchado: “El futbol americano es un deporte de caballeros”. Aquel que tenga una utilería y este en el campo para lastimar a un contrario, nada tiene que hacer en el terreno de juego.

Lo que no me queda claro, y creo que a muchos de nosotros, es cómo la NFL mide con el mismo número de juegos de castigo las acciones de Iloka y Smith-Schuster con la de Rob Gronkowski, quien con toda la intención busca lastimar a Tre´Davious White en el suelo. White terminó en el protocolo de conmoción.

La NFL por un lado trata de limitar las acciones violentas y mal intencionadas como las de Iloka y Smith-Schuster y por otro lado ni siquiera se va expulsado Gronkowski del partido y al final paga con la misma sanción una acción sucia, artera y cobarde.

Las reglas en el futbol americano de hoy día han cambiado y la NFL cuida la integridad de los jugadores por las consecuencias de las lesiones en la cabeza, cuello y espalda; prueba de ello, lo ocurrido en el mismo partido entre Steelers y Bengals con Ryan Shazier.

Está muy bien que la NFL cuide la integridad de los jugadores, me parece perfecto. Pero que no salga con una doble moral al permitir acciones como las de Gronkowski o de otros jugadores. Un partido sin paga no les duele; la NFL tiene que ser más estricta en acciones donde haya mala intención, donde se busca lastimar al contrario o donde se ha llegado a los golpes, a la falta de respeto a los oficiales y todo aquello que dañe la imagen de la liga. Mano dura con buena impartición de justicia y cero tolerancia.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.