User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Las Finales de Conferencia no defraudaron y fueron emocionantes al final, como lo hemos visto desde la ronda Divisional. Está listo el Super Bowl en Los Ángeles en uno de los duelos más pocos probables que nos podíamos imaginar, pero Bengals y Rams lo ganaron con todo merecimiento. 

Bengals, AFC Campeones…

Hace un año estaban en el fondo de su División con un QB novato, Joe Burrow, quien se lesionó la rodilla, tuvo que ser operado y se perdió gran parte de la temporada. Sus expectativas eran competir en una División destinada a Browns, Ravens y quizás Steelers. Cincinnati rompió todo pronóstico, ganó el Norte de AFC con autoridad y claridad, fue el mejor equipo en la temporada, pero aún les faltaba algo más grande.

En los playoffs superaron a los Raiders, vencieron en domicilio a Tennessee con todo y Derrick Henry, pero venía la prueba más fuerte, jugar contra el dos veces Campeón de la Conferencia, Kansas City, que recibía por cuarta ocasión la Final de la AFC.

La primera no lograron parar a Patrick Mahomes y compañía, pero la defensiva empezó hacer su trabajo en la última jugada del segundo cuarto. Frenaron a Chiefs en la yarda uno. En la segunda mitad cambiaron la estrategia y dejaron de presionar con cuatro para hacerlo con tres defensivos, cubrir personal, no dejar espacios en los receptores y que se desesperara Mahomes. Una combinación perfecta de cobertura en el perímetro y disciplina de los frontales para que Mahomes no pudiera correr, pero tampoco lanzar y fuera presa de la desesperación. 

Por el otro lado, Bengals hizo su trabajo en la ofensiva con una gran trabajo de Joe Burrow, quien juega con mucha madurez. Buen trabajo de la línea ofensiva que le dio protección a su quarterback, después de que fue capturado en NUEVE ocasiones contra los Titans. Es un trabajo en equipo y Cincinnati lo hizo mejor que Chiefs. Gran defensiva con dos intercepciones, limitar la ofensiva explosiva de Kansas City y control de balón a la ofensiva. 

Mahomes, jugar con confianza a jugar con exceso de confianza…

La línea es muy delgada y no te das cuenta cuando la rebasas. El problema es que cuando te das cuenta que están actuando con exceso de confianza pocas veces te detienes y regresas a lo básico o tu exceso de confianza te hace confiar que regresarás a jugar con confianza, pero sin darte cuenta te vas alejando cada vez más. 

No hay duda que Patrick Mahomes es de los mejores quarterback que han llegado a la NFL en los últimos años y todavía nos pueden entregar grandes temporadas, pero no se puede jugar con tanto exceso de confianza. Chiefs tuvo primera oportunidad en la yarda cinco de Bengals y no pudieron anotar para ganar. Mahomes pensó que lo podía resolver como muchas otras veces lo había resuelto y eso te lleva al exceso de confianza. Te enfocas más en el recuerdo de que otras veces lo has logrado en lugar de concentrarte en cómo debes resolver esa situación. Mahomes pensó que otras veces había salido adelante, mientras que la defensiva de Bengals se concentró en detener a Mahomes sin pensar que otras veces Mahomes lo había hecho. Uno vivía en exceso de confianza, mientras que el otro tenía la confianza de frenarlo. 

Rams, NFC Campeones… 

Cumplen con los pronósticos que se tenían al inicio de la temporada y, sobre todo, a mediados de la campaña. Este equipo se armó para llegar a jugar el Super Bowl en su casa. El camino fue fácil y mucho menos la Final de la NFC porque enfrente estaba un equipo muy físico como San Francisco.

Rams logra remontar una desventaja de 10 puntos en el último cuarto gracias a la defensiva y un ataque que se complementan. Jugadores como Aaron Donald, Von Miller, Leonard Floyd, Jalen Ramsey y otros más son piezas importantes para ser una defensiva dominante, que presiona en todo el campo y que juega a su mejor nivel en el momento indicado: Playoffs.

Del otro lado del balón, Rams tiene juego terrestre decente y un cuerpo de receptores que se complementa y le dan las armas a Matthew Stafford para poder atacar en varias zonas del campo. El partido de este domingo es una muestra del trabajo en equipo con los receptores, no puedes dejar a un lado a OBJ sin pensar en Copper Kupp y viceversa, eso sin mencionar a los otros en el roster. 

Jimmy G bajo presión…

En varios espacios he dicho que Jimmy G es un buen quarterback y lo mantengo, pero como todos necesita de protección, al final bajo presión comete errores junto con los que cometieron otros de sus compañeros, San Francisco se queda en el camino. Los 49ers sabían que el partido no podía caer en las manos de Jimmy G y menos con esa defensiva. 

La defensiva dejó escapar una ventaja de 10 puntos en el último cuarto así como un intercepción que pudo haber sido determinante en los últimos nueve minutos del partido. Los errores colectivos de San Francisco dejan fuera a un equipo que tenía todo el merecimiento para estar en la Final de la NFC, eliminaron a Dallas y Green Bay de visita. 

El futuro de Jimmy G no está en San Francisco, el equipo pagó mucho por Trey Lance, quien tiene que iniciar su carrera, mientras que la fila será larga para llevarse a Garoppolo, creanme, se lo van a pelear, así como muchas fans lo hacen (jajaja!!). 

Vienen dos semanas intensas de Super Bowl y los esperamos en los espacios de ESPN así como en mis redes para platicar del Super Bowl LVI. Bengals vs Rams. 

Comentarios: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.