Raptors toman ventaja; aprovechan bajas

Los Raptors de Toronto aprovecharon las ausencias de los Golden State Warriors y lograron colocarse adelante en la Serie Final de la NBA dos juegos a uno. Toronto tenía una gran oportunidad ante las bajas de Klay Thompson, Kevon Looney y Kevin Durant; además del estado de Andre Iguodala. Los Raptors aprovecharon la situación y lo hicieron con un gran juego colectivo. Las ausencias NO demerita la labor de los Raptors, pero no se puede dejar a un lado.

Raptros en conjunto

 Los titulares anotaron 106 puntos la mayor cantidad de puntos en la historia de la franquicia de los playoffs. Esto se dio gracias a la contribución de todos en varios aspectos del juego con canastas, asistencias, rebotes, robos, tapones. Fue un juego completo por parte de Toronto. Danny Green se destapó con 6 triples y aprovechó la débil defensa de Shaun Livingston. Kyle Lowry tuvo el mejor partido en la Serie, después de que en los dos primeros partidos promedio arriba de los 20 puntos, en el tercero anotó 23. Serge Ibaka fue determinante en la segunda mitad con tapas. Ibaka terminó con 6 bloqueos (la mayor cantidad desde 2010) y 2 robos. Kawhi Leonard sumó su partido numero 13 con al menos 30 puntos para convertirse en el quinto en llegar a esa marca. Toronto terminó con 17 triples para empatar la mayor cantidad de un equipo visitante en Juego de Finales de NBA. 

Curry sin Guerreros...

Se destapó con 47 puntos tirando para 45% de efectividad, pero más allá de los números que son impresionantes, el coraje y la determinación con la que jugó merece una mención especial. Curry estuvo casi 20 puntos arriba de su promedio en las Finales de la NBA, así que si le quitamos esos puntos extra, Raptors hubieran aplastado a Warriors. Golden State puede acusar las ausencias, pero la realidad es que Toronto fue mejor y los Warriors no jugaron una buena defensa. Los 123 puntos permitidos es la mayor cantidad permitida por Golden State en un juego de Final de NBA bajo la era Steve Kerr. La defensiva no apareció, así como tampoco lo hizo Draymond Green, ni DeMarcus Cousins, ni Andre Iguodala. Cierto es que Golden State estaba mermado, pero con un juego de mayor aporte de los compañeros de Curry, Golden State podría estar peleando al final del juego. No quiero decir que hubieran ganado el partido, pero hay que tomar en cuenta que a dos minutos de que finalizara el partido y sin el aporte de nadie, salvo el de Curry, Golden State estaba abajo por 10 puntos. 

La estadística le favorece a Toronto...

Los números indican que el equipo ganador del Juego 3 en una serie empatada a uno por bando, acaba por ganar la Serie Final de la NBA en un 81.6% con marca de 31-7. El cuarto de la serie será en Okaland y se espera que Klay Thompson y Kevin Durant estén listo para el cuarto juego, pero eso se sabrá hasta la noche del jueves o previo al partido del viernes por la noche. Toronto está ante la gran oportunidad de llevarse la serie a Toronto con ventaja de 3-1, pero los Warriors saben que están obligados a ganar en casa y una vez más en Toronto para robar la localía. Por ahora, los espero en NBA Esta Noche previo al Juego 4 #NBAxESPN. 

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

 

 

 


Print   Email