Dominio absoluto

Falcons y Patriots jugarán el Super Bowl 51 en Houston después de dos exhibición realmente impresionantes en las Finales de Conferencia. Será un duelo entre la ofensiva que más puntos anotó en la temporada contra la que menos permitió.

Image result for matt ryan tom brady

Atlanta no tuve piedad de Green Bay y llegó a construir una ventaja de 31-0 al inicio del tercer cuarto. La ofensiva de los Falcons caminó de manera inmaculada ante una defensiva de los Packers que no encontró la forma de frenar los embates de los locales.

El juego aéreo de Atlanta fue imparable; pues bajo la formación escopeta o pistol (utilizada en 86% cada vez que lanzaron) Matt Ryan terminó 21-26 con 4TDs; además de las 199 yardas que generaron después de la recepción (2da mayor cantidad en la temporada), en especial las 62 que tuvo Julio Jones en la jugada de 73 yardas para abrir la segunda mitad del partido. Ryan logró atacar con nueve diferentes receptores. Lo hecho por Ryan lo coloca como el cuarto jugador en la historia de la NFL en lograr cuatro pases de anotación y correr para otro; y primero desde que lo hiciera Aaron Rodgers en 2009. Atlanta mostró que tiene muchas armas a la ofensiva y no tuvo piedad de Green Bay.

Los Packers no podían irse abajo en el marcador tan rápido y por amplio margen y fue eso lo que sucedió. Aunque tuvieron respuesta en las dos primeras ofensivas no pudieron concretar al momento que había que hacerlo. En la primera serie, después de irse abajo en el marcador, Mason Crosby (el mismo que convirtió dos goles de campo de más de 50 yardas con menos de dos minutos contra Dallas) fallaría un intento de 41 yardas. Crosby tenía un récord de 23 goles de campo conectados de manera consecutiva en playoffs hasta antes de fallar este ante Atlanta. En la siguiente ofensiva vendría un balón suelto y después de un pase interceptado a Rodgers (que bien podría haber sido una patada de despeje), Atlanta volvió a llevar el balón a la zona de anotación.

Green Bay apostó todo por su ofensiva y está tenía que jugar sin margen de error en todas las jugadas del partido; el problema fue que los errores se presentaron en los inicios del encuentro, mientras que Atlanta jugó de forma impecable. El resultado, una paliza para los Packers.

En Foxborugh la historia no fue tan distinta, pero quizás no tan rápido como en Atlanta. Tom Brady jugó su Final de Conferencia número 11 y fue un día más en la oficina para él. Terminó con 384 yardas lo cual es un récord de la franquicia en postemporada (como si no tuviera suficientes Brady), además de sumar su quinta victoria sin derrota con 18 pases de anotación sin intercepción en casa contra los Steelers. Por Pittsburgh, el equipo no logró hacer jugadas grandes en los tres lados del balón. Ni ofensiva, defensiva y equipos especiales. Además no se logró ajustar a los cambios como la baja de Le´Veon Bell y su defensiva más allá de cubrir el pase, nunca pudo ponerle presión a Brady. Si no le quitas tiempo a Brady en la bolsa de protección, la consecuencia será una derrota.

Los Patriots demuestran una vez más que pueden modificar no el plan de juego sino los actores que puedan aparecer y destacar en ese plan de juego. La semana pasa fue el turno de Dion Lewis (tuvo anotación en regreso de kick-off, tierra y aire), ahora en el juego de campeonato le tocó a Chris Hogan y Julian Edelman. Belichick tendrá dos semanas para diseñar algo que nadie se espera, a pesar de que el nombre lo sepamos. 

Super Bowl 51...

Creo que no puede haber mejor combinación para la edición que se jugará en Houston; ver frente a frente a una ofensiva como la de Atlanta ante una defensiva que fue la que menos puntos permitió en la temporada regular, así como a dos quarterbacks como Matt Ryan (fuerte candidato a ganar el MVP) y Tom Brady, quien va por su marca histórica de cinco anillos de Super Bowls en siete apariciones; son algunos de los elementos que hacen este Super Bowl 51 muy atractivo, además de que estamos a la espera de una gran juego en los playoffs (salvo Green Bay contra Dallas), pues la postemporada no ha presentado duelos muy parejos.

El Dato...

Un 23 de Enero de 1994, Robert Kraft compraba a los Patriots por 172 millones de dólares... A la fecha el Sr. Kraft ha logrado llevar a su franquicia a OCHO Super Bowls (8 títulos de la AFC) y busca ganar su quinto Trofeo Vince Lombardi... Hoy en día el valor de la franquicia es de 3.4 mil millones de dólares (billones en EU), 2do en la lista de Forbes, sólo detrás de Dallas (4.2 mil millones de dólares).


Print   Email