¡NO TIENEN… VERGÜENZA!

Se sabía desde hace meses. ¡DESDE HACE MESES! Se tenía la fecha en el calendario. No es la primera ocasión que se tenía NFL en México. No era el primer juego de temporada regular en México. Tenían lo que podía ser la antesala del Super Bowl. ¡NO TIENEN… VERGÜENZA!

La NFL decidió cancelar el partido de Monday Night Football entre Los Ángeles Rams y los Kansas City Chiefs. La razón porque las condiciones del estado del campo no eran las indicadas para la realización del mismo. Por lo tanto, el partido se va a Los Ángeles.

Era la mejor oportunidad para demostrar una vez más lo que puede hacer la afición de futbol americano en México. Era la perfecta oportunidad para ver un partido donde se enfrentaban dos de los tres mejores equipos de la NFL. Pero la NFL México, Televisa y los demás organizadores del evento no tuvieron el mínimo cuidado de la parte más importantes. EL TERRENO DE JUEGO.

Es completamente reprobable que con tanto tiempo de anticipación no hayan tomado las medidas necesarias para tener el campo en perfectas condiciones. No se puede culpar a la empresa encargada del pasto (que tiene parte de responsabilidad), no se puede responsabilizar a nadie más que a los encargados, a los que están al frente de esto, a los que negociaron con la NFL para llevar el partido a México. Ellos son los principales responsables de este PAPELÓN que se hizo a nivel internacional. Me gustaría que, así como se paran el cuello o se aparecen en la foto para salir con sus lindas caras sujetando los cascos, pidiendo fotos a los jugadores y hasta autógrafos, ahora se hagan responsables de sus errores y asuman las consecuencias.

Lo siento por la afición mexicana porque se ha caracterizado por su entrega, porque vive con mucha pasión la NFL y conoce del futbol americano, no sólo los nombres y las estadísticas, sino del juego en sí. Porque por más de 100 años se ha jugado futbol americano en México y es un buen momento para demostrar que se pueden hacer bien y que se saben hacer bien las cosas. Pero tenemos ese mal hábito de dejar todo hasta el último momento. La cultura arraiga del “ahí se va” nos persigue y nos condena.

Se tiene un contrato con la NFL para realizar partidos hasta el 2021 mismo que se puede ver afectado porque no se pudo cumplir con lo más importante que era el terreno de juego. No estamos hablando de bardas por pintar, de vestidores más amplios, de palcos acondicionados. ESTAMOS HABLANDO DEL TERRENO DE JUEGO.

Cierto es que hay otros estadios en los Estados Unidos que en el pasado han tenido problemas con el pasto o que los Raiders juegan es un campo parchado por el diamante de beisbol (aunque esa es una de las razones por las que se mudarán), pero aquí hablamos de que se solicitó el juego, se habla de que se invita a alguien que cada semana tiene niveles que se acercan a la perfección en sus estadios y los organizadores del partido en México no pudieron cumplir. No tenían la casa lista y no sólo eso, la tienen sucia y la empezaron a levantar a la luz de todos.

Es una VERGÜENZA monumental, colosal, enorme. Habrá que esperar en los siguientes meses si el plan de traer más partidos a México se mantiene, pero esto es un retroceso enorme, es un golpe en la credibilidad para organizar partidos de la NFL en México. Es un golpe que debe tener responsables, que se deben señalar con nombre y que no acaben por aventarse la bolita, porque ahí son campeones mundiales; traerá consecuencias que se tienen que asumir y si esas consecuencias será quedarse sin NFL en México; dolerá mucho, pero es el resultado de la falta de planeación, de profesionalismo, de poco compromiso y de respeto. Por eso, lo sostengo. NO TIENEN…. VERGÜENZA.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.


Print   Email