Con la fórmula del pasado

Los Cowboys lograron la victoria más importante en lo que va de su temporada y dieron un paso firme en sus aspiraciones para ganar el título de la División Este de la NFC. Con el triunfo, Dallas ahora tiene el 75% de probabilidades de ser Campeón de la División, según el Football Power Index de ESPN.

Cada jueves nos invaden en las redes sociales las etiquetas o los hashtags #TBT (Throwback Thursday), mismo que nos hace recordar momentos del pasado. Cada jueves tenemos un viaje en el tiempo en las redes sociales bajo este hashtag. Dallas nos recordó este jueves por la noche que se puede ganar en el football con una fórmula del pasado.

Defensiva y juego terrestre son las claves más añejas en el football americano para poder tener éxito cada semana. Hoy en día, Dallas tiene esas dos y las ejecuta casi a la perfección. La defensiva dejó en 176 yardas totales a los Saints, que son la séptima mejor ofensiva en yardas de la NFL y sólo pudieron anotar 10 puntos, cuando son el tercer mejor ataque de la Liga en puntos anotados.

Dallas cuenta con dos de los mejores LBs jóvenes en Jaylon Smith y Leighton Vander Esch. Semana a semana se justifica el riesgo tomado por la Gerencia al tomar a Smith después de sufrir una lesión muy fuerte en su último partido como colegial y que lo llevó a perder el primer año en la NFL, mientras que Vander Esch, líder en tackleadas del equipo, va que vuela para ser el Novato Defensivo del Año. Poco se extraña a Sean Lee. Esta defensiva de Dallas sumó su octavo encuentro de la temporada donde el equipo contrario no rebasa las 100 yardas, incluido los últimos cuatro. Los Cowboys tiene marca de 7-1 en esos ocho partidos. En sus primeros siete partidos, la defensiva había provocado seis entregas de balón; en los últimos cinco tiene ocho con marca de 4-1, incluidos cuatro triunfos en fila. Dallas es la quinta mejor defensiva en yardas permitidas y las segunda mejor en puntos aceptados en la NFL.

A la ofensiva, los Cowboys han logrado en ocho juegos superar como equipo las 100 yardas, incluidos los últimos cuatro, que han sido victorias. En esos ocho duelos, Dallas tiene marca de 7-1. Ezekiel Elliott tiene seis partidos donde ha logrado rebasar la marca de las 100 yardas en la temporada. Este jueves no extrañaron a su tackle ofensivo, Tyron Smith, además de que han sabido salir adelante sin la presencia de Travis Frederick, quien se perdió todo el año. Por si fuera poco, esta unidad sufrió el despido de su entrenador, Paul Alexander a finales del mes de octubre; y su reemplazo, Marc Colombo, ha hecho una magnífica labor. Los Cowboys son el sexto mejor ataque por tierra en la NFL.

La receta de la abuela, la fórmula añeja o el Throwback Thursday de los Cowboys les ha funcionado. No tienen el mejor ataque aéreo de la NFL, pero lograr darle balance a la ofensiva. No tienen jugadores que puedan resolver el partido en una jugada con una escapada, salvo Elliott, pero encuentran la forma de mover el balón con ofensivas sostenidas y del otro lado del balón tiene una defensiva con mucho talento desde los frontales, linebackers y un perímetro que mejorar semana a semana. Quizás las victorias de Dallas no sean tan espectaculares o llamativas como los modernos ataques de los Rams, Chiefs o Saints, pero son efectivas y victorias al fin y al cabo. Las fórmulas añejas pueden ser poco aceptadas, pero siguen siendo efectivas.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

 


Print   Email