Equipos especiales

Pueden pasar desapercibido durante un partido, pero una falla o un acierto pueden ser determinantes en el resultado de un encuentro.
Alabama necesitó de un gol de campo para empatar el partido (24-24) y cuando menos se los esperaba Clemson vino la patada corta. De inmediato, Alabama le sacó puntos con pase de anotación a O.J. Howard. En segundos ya tenía 10 puntos en el marcador (31-24). Después de un gol de campo por Clemson (31-27), la respuesta de Alabama fue contundente. Kenyan Drake regresó el kick-off para 95 yardas hasta la zona de anotación. Equipos especiales, pueden acabar con todo (Minnesota) puede proyectarte a una victoria o determinan el rumbo de un partido. A partir de ese instante, Alabama tomó el momento del juego.

 
La ofensiva atacó por aire y por tierra. Jake Coker lanzó para más de 300 yardas con dos pases de TD. Derrick Henry para la primera mitad ya había rebasado las 100 yardas, finalizó con 158 y tres TDs. La defensiva logró contener por tierra a Deshaun Watson, aunque lanzó para más de 400 yardas, pero le interceptó una vez, misma que trajo puntos. De cada uno de los lados del balón, Alabama jugó bien y la consecuencia del trabajo en equipo fue la victoria.
 
La final del colegial entre Alabama y Clemson fue el mejor partido que se presentó no sólo en la #TazonizaxESPN sino el mejor del fin de semana (incluidos los de la NFL). Dos equipos bien nivelados en fuerzas. Dos equipos que siempre buscaron y encontraron respuestas a las anotaciones del contrario. Fue partido que presentó empates, volteretas y una enorme muestra de amor y cariño por defender los colores de su universidad. Por esto último, vemos semana a semana estadios llenos a nivel colegial en los Estados Unidos.
 
Para Nick Saban fue su quinto título y cuarto con Alabama, mientras que para esta Universidad fue su segunda aparición en el College Playoffs (año pasado perdió en Semifinales). El éxito en el programa de Alabama, como en todo, es la preparación, la atención hasta el más mínimo detalle; la práctica que es el camino para alcanzar la perfección y la ejecución en equipo de un plan de juego.
 
Por lo anterior siempre he sostenido (como le dije en la transmisión y en Twitter):
 
Las victorias no son coincidencia, son consecuencia.


Print   Email